Overblog Seguir este blog
Edit post Administration Create my blog

Hablando se entiende

Hablando se entiende

Sechura de mi amor nunca te olvidaré, aunque lejos esté, siempre te recordaré, que por primera vez tu brisa me arrulló, recuerdo imborrable que en mi mente siempre está.


PALABRAS DEL PRESIDENTE DE LA REPÚBLICA, ALAN GARCÍA PÉREZ, DURANTE INAUGURACIÓN DE LA MINA DE FOSFATOS DE BAYÓVAR

Publicado por Victor Tume activado 2 Septiembre 2010, 12:56pm

 

Sechura, Región Piura

05 de Agosto de 2010

Señores representantes de Vale Do Río Doce,
Señores embajadores,
Señoras y señores,

Sin lugar a dudas este es un día de enorme trascendencia para nuestra Patria, y quisiera desde estas llanuras soleadas de Bayóvar hacer llegar a todo el Perú un mensaje de felicitación y de alegría porque hoy el Perú da un paso decisivo para el afianzamiento de su economía nacional agraria, hoy comienza el Perú comienza el camino de los fertilizantes. Nosotros que durante decenios hemos importado fertilizantes de los más lejanos lugares, desde Marruecos hasta Rusia han llegado los fosfatos y fertilizantes al Perú, damos hoy el primer paso en el desarrollo de este producto fundamental para multiplicar la producción de la agricultura y por consiguiente para multiplicar la calidad de vida de nuestros agricultores y por ende para hacer justicia social en nuestro país.

Por eso un pequeño percance en el helicóptero original que me traía no me iba a detener en estar esta mañana con ustedes, y he venido haciendo de copiloto en un aeroplano monoplaza que ha logrado tomar tierra aquí, pero tenía que estar de todas maneras y es la primera vez que llego a una actuación completamente solo porque no podía perderme esta oportunidad histórica, es verdad, es un día histórico para nuestra Patria.

Hace 90 años comenzó a hablarse como una ilusión de los Fosfatos de Bayóvar, hace 90 años comenzó a pensarse en el paso que hoy hemos dado con las instalaciones y con los múltiples recursos que Vale Do Río Doce con su alta tecnología y experiencia ha permitido desplegar en el Perú; y por 90 años muchos gobiernos se han puesto como meta trabajar estos fosfatos que agradezco a Dios todopoderoso que hoy día podamos poner en marcha estas instalaciones extraordinarias de iniciar este camino.

Son más de 1,500 millones de soles los que están aquí invertidos, 566 millones de dólares, en el despliegue formidable en estos páramos, en estas pampas que antes no tenían nada y que ahora tienen una mina de tajo abierto capaz de producir 3 millones 900 mil toneladas, y como se nos ha ofrecido y sé que se cumplirá, capaz de producir en poco tiempo más de 5 millones de toneladas anuales.

Pero, al lado de ella, esta extraordinaria planta concentradora de última tecnología que nos permite procesar 590 toneladas por hora, y es por consiguiente una de las grandes plantas concentradoras de nuestro hemisferio, y de allí a través de bandas transportadoras y carreteras hasta el muelle que ha sido construido y que es además soporte para otros proyectos, no solamente para el proyecto minero, no metálico de Bayóvar sino quizás el punto de llegada del ferrocarril nor andino que partiendo de las altas cordilleras de Cajamarca pueda traer la producción de 7 ú 8 grandes minas hasta aquí reduciendo los costos y mejorando el medio ambiente.

Por este proyecto es una palanca impulsora de desarrollo y un espejo que muestra lo que es la alta tecnología, aquí no hay agua y sin embargo hay una planta desalinizadora que puede tratar 430 metros cúbicos de agua desalinizándola para poder ser utilizada en la marcha de esta planta y creo que eso más los 91 kilómetros de extensión de la línea eléctrica que se ha hecho nos permiten contar con un vigoroso trampolín de desarrollo. No es la primera vez que estoy de visita aquí porque he venido a ver como marchaban los trabajos y mi primera sorpresa fue ver inmensas máquinas, tal vez tan grandes como la mitad de esta habitación, manejadas por trabajadores peruanos, manejadas por mujeres peruanas, que habían sido preparadas en el extranjero y después de esa preparación estaban en condiciones de poner en marcha estas máquinas gigantescas que son un asombro en este tiempo.

Por todo esto tenemos que congratularnos los peruanos, tenemos que sentir orgullo por nuestro país, tenemos que saber que nuestro país despega y crece, y crece dando empleo, y crece rebotando su desarrollo hacia adentro; claro que vamos a trabajar para que de inmediato las empresas petroleras y gasíferas que trabajan en esta zona trabajen con ustedes proveyéndoles gas porque el gas que necesita Vale Do Río Doce es de interés nacional, esto tienen que entenderlo las empresas cuyos nombres no voy a decir y que trabajan en esta zona y algunas ventean por largo tiempo el gas, es decir, no lo utilizan sino que lo sueltan a la atmósfera, cosa ya prohibida por nuestro Ministerio de Ambiente. Ese gas hay que aplicarlo a la roca fosfórica que aquí se procesa para tener directamente el fertilizante, y a partir de ese momento el fertilizante puede ir a toda la agricultura del Perú y dejar de importar fertilizantes por cientos de millones de dólares y consumir lo que aquí se va a producir, pero no solamente en el Perú.

Hace unos días me tocó inaugurar la rehabilitación y el asfaltado de 540 kilómetros entre San Juan de Marcona, el puerto del sur, hasta más allá de Abancay, 540 kilómetros que van a servir cuando tengamos aquí los fertilizantes para desembarcar esos fertilizantes y llevarlos por la Carretera Interoceánica del Sur hasta el Acre, Rondonia y brindar entonces lo que una empresa brasilera nos ha ayudado a hacer aquí a los agricultores brasileros de tierras ácidas de Rondonia, del Acre que necesitan con urgencia un fertilizante que ellos compran, pero que viene de 3,200 kilómetros más allá, desde el puerto de Santos, desde otros puertos atravesando por días enteros la gran Amazonía.

Nosotros podemos vender apenas a 1,000 kilómetros nuestros fosfatos, nuestros fertilizantes, por eso no perdamos tiempo y de una vez, señor Ministro de Energía y Minas, convoque usted a las empresas petroleras y gasíferas del norte y dígales que la voluntad del gobierno y la necesidad del pueblo peruano es que se haga aquí cuanto antes fertilizante con el gas que se produce en el norte unido a la roca fosfórica de Bayóvar.

Naturalmente yo tengo simpatía por el eco cariñoso del acento portugués – brasilero, pero créanme que en este caso lo hago básicamente por el Perú.

Quiero, si ustedes me permiten decir algo, este es un ejemplo de nuestro nuevo y gran Perú, del país sin complejos, del país que abre sus riquezas aprovechadas o desaprovechadas durante siglos al trabajo común con la tecnología que traen las grandes empresas del mundo y que pueden entonces dar trabajo e impulsar el desarrollo de todo el país, de su agricultura, de su posible línea férrea desde Cajamarca y de todo lo contornal que debe beneficiarse también como ya lo está haciendo con el trabajo de los fosfatos de Bayóvar, pero este es un ejemplo que debería ser pensado por todos los peruanos profundamente, si aquí, hombres y mujeres de Sechura, de la comunidad de Sechura, se hubieran empecinado en decir ¡no queremos que venga ninguna empresa extranjera’, ‘no queremos que se hagan fertilizantes porque se los van a vender a Chile después’, ‘no queremos que se lleven nuestras riquezas de aquí’, seguirían las riquezas perdidas por otros 90 años o por 900 veces 90 años, y nuestra agricultura dejaría de tener la posibilidad de desarrollarse y el Perú dejaría de tener la posibilidad de exportar al Brasil y sabe Dios a qué otros países como el Japón que aquí se mencionó, los fertilizantes que el mundo necesita cada día con más urgencia.

Hoy somos 6,500 millones de seres humanos, dentro de 50 años seremos más de 10 mil millones de seres humanos y las tierras necesitan producir mucho más y solo se produce mucho más con tecnología y fertilizantes. De manera que quien tiene el fertilizante, tiene un papel dominante en el mundo.

Qué hubiera ocurrido si hubiéramos tenido comuneros en la sin razón de decir: no quiere que nada venga, quiero quedarme como estoy; entonces seríamos condenados a seguir importando por siempre el fertilizante y a no generar trabajo. Y es bueno que sepan que cuando se hace una gran inversión para un tema, alrededor surgen otras inversiones, todos sabemos que no solamente son los fosfatos también hay interés en las salmueras, y más allá se descubren canteras de cemento porque comienza a desarrollarse toda una zona, y pongo este ejemplo, ahora que se dice ‘no toquemos el gas’, o cuando se dice en otros lugares del Perú, que son mucho más pobres lamentablemente, Piura es un ejemplo de desarrollo, Piura es un ejemplo de crecimiento, Piura es un ejemplo, como dicen los analistas de open mind, de mente abierta hacia el futuro, que se está beneficiando con empleo y con desarrollo en múltiples lugares y que es hoy día una especie de California del Perú no solo por su sol sino por su desarrollo extraordinario que debe continuar, pero cundo vemos este hermoso ejemplo y vemos que todavía se dice en diferentes lugares ‘ponme electricidad, pero no hagas una hidroeléctrica’, equivale a decir ‘dame fosfatos, pero no los produzcas aquí’, ¿por qué esa sensación de carestía, de pobreza?, ¿por qué ese refrescar siempre la vieja historia del Perú?, es verdad que el Perú fue conquistado, es verdad que el Perú fue maltratado, pero el Perú no siempre tiene que ser conquistado y maltratado cuando sabe negociar de igual a igual las cosas.

Y así como hay aquí fosfatos, más allá a unos no les gusta a otros sí, pero trabajan miles de personas en el etanol, y ojalá trabajaran muchísimos miles más en cañas de azúcar, en diferentes cosas en estas pampas formidables que hay. Viendo la laguna de La Niña que nos separa de Piura, acaso no podemos entender rápidamente que hay napas freáticas importantísimas aquí para desarrollar estas pampas formidables. Claro que sí, pero hay que hacerlo. Pero, si alguien se obstina en decir ‘no toquen, dejen las cosas como están’, ¿a dónde puede ir nuestra Patria? Cómo podemos competir con países que ya salieron de ese pensamiento, como Chile, como Colombia, cómo podemos competir.

Entonces mi mensaje desde aquí, en este día histórico para todos, porque estos fosfatos y estos fertilizantes irán a Puno, a Cusco, claro que sí, llegarán a las tierras ácidas de La Convención, sí señor. Y si estos fosfatos que se producen aquí van a llegar a La Convención, La Convención tiene también la obligación de brindarle a estas tierras la fuerza de sus riquezas, claro que sí, el Perú es uno solo, no es un conjunto de feudos donde de acuerdo al desarrollo material o político o racional, tengamos diferentes perspectivas. Vean el ejemplo de lo que funciona, tengan ojos de ver a dónde está mejorando nuestra Patria y sigamos el ejemplo de lo mejor, no de lo peor.

Yo haría mal, a pesar de sus adversarios que veo también aquí, en no mencionar que a todo esto contribuyó poderosamente un modesto presidente regional. Cuando otros presidentes regionales decían ‘aquí no queremos tener inversión’, el presidente regional que por obligación electoral no puede estar aquí ni puede estar presente dijo, ‘yo voy a pelear por esto’, y lo alentamos, porque de verdad al comienzo había oposición al desarrollo de los fosfatos de Bayóvar. Y él logro de forma penitente, peregrina, hasta Sechura, conversando una y otra vez, logró abrir las mentes, convencer, y estoy seguro que para bien porque cada día habrá más trabajo y comenzarán a ver otros, ya no solamente riquezas sino esta formidable playa que nos conduce hasta Paita, que es una de las riquezas turísticas más grandes que tiene el Perú, sin una casa, porque no hay agua potable, pero tiene a la laguna de La Niña al costado para potabilizar sus aguas.

Así entiendo el Perú, y estoy seguro que si nos plegáramos todos a la filosofía de desarrollar nuestras cosas y no la filosofía de reproducir la miseria, y limpiar nuestras almas de todos lo que nos atormenta. Tenemos razón para estar atormentados y rencorosos, pero eso debe quedar atrás, hay que limpiar esas telarañas del espíritu y ver con afecto y amor el futuro sino nos estamos condenando a ser lo mismo.

Yo no quiero que en el futuro haya dos Perúes, el Perú del norte que se va a desarrollar, no solamente aquí en Piura, en Lambayeque que despierta con una enorme velocidad, en La Libertad que hace tiempo abrió sus caminos a la tecnología, al capital. No quiero que haya dos Perúes, el Perú desarrollado del norte y un Perú que todavía piensa en el sur por obra de quienes predican mal y con mala información que no se debe tocar nada, pero eso sí, que el Estado debe dar todo, de dónde.

Esta empresa va a pagar sus regalías, esta empresa le va a pagar más adelante al Gobierno Regional, esta empresa va a pagar sus impuestos y con ellos habrá que hacer el desarrollo de todo el Perú. Los piuranos no podrán decir que todo lo que se recibe como impuestos por el gas, por el petróleo, por las uvas que ahora explotan en la agricultura piurana o por los fosfatos, todo eso solo gástenlo en Piura. No podrán, pero tampoco que se diga lo mismo en otras partes del Perú. El Perú es uno solo, no se puede decir aquí no hagas, repito, hidroeléctricas, pero dame electricidad. ¿Por qué? No se puede decir no se desarrolle nada aquí, pero dame dinero para desarrollarme yo. No, todos tenemos obligación de pensar en grande y es la hora de hacerlo, porque de lo contrario perdemos el carro de la historia. He puesto estos cuatro años al servicio de esta filosofía y si viera que hemos retrocedido no seguiría predicándola, pero yo creo que hemos avanzado. Y creo que hemos avanzado por obra de la gente que tuvo fe. Primero, los campesinos, los comuneros que jugaron una carta de futuro, segundo los buenos conductores, como el viejo Trelles Lara, que supieron convencer, el ex presidente regional, en tercer lugar quienes trajeron la tecnología e hicieron una apuesta de futuro, confiaron en el Perú y el Perú tiene la obligación de retribuir esa confianza dando estabilidad, dando solidez y respetando las cosas.

El Perú no puede ser un país que diga traiga usted los 566 millones y porque hay una asonada de gente le diga ya no exporte más, váyase a su casa, y quién le paga sus 566 millones, ¿el Perú del futuro después de un juicio? Eso es irresponsable, como se pide en todas partes, la política de la irresponsabilidad lo único a lo que conduce es a la miseria y tenemos que comprenderlo y no alentarlo de ninguna manera ni dar cabida a la irresponsabilidad dentro de nuestra Patria.

Respeto al trabajador, respeto al campesino, respeto a las regalías que cada uno debe recibir, sí, pero respeto también al derecho del Perú a desarrollarse.
Dentro de un tiempo no serán 29 millones 500 mil peruanos, serán 35, 40, 50 millones, cómo se alimentan si no desarrollamos lo que ahora tenemos, ahí está el problema, y eso deben pensarlo todos, no solamente los piuranos o los liberteños, también los puneños, también los cusqueños y saber oponer en su mente la información y los buenos pensamientos a quienes predican lo equivocado.

Si mantenemos esta línea estoy seguro que en 10 años nuestra Patria, no lo dudo, estará a punto de entrar al primer mundo. Ojalá se multiplicaran estos proyectos, que tenemos muchos en el Perú para dar empleo, para que a su vez compren a las pequeñas microempresas y a la empresa nacional dentro de nuestra Patria. Y creo que ese va a ser un tema y una consigna por la que debemos continuar trabajando.

Los gobernantes pueden hacer mucho, miren, en el año 2005, por todo concepto, gobierno, región y municipios de Piura tuvieron 300 millones para invertir en obra nueva. En el año 2009 han tenido 879 millones ejecutados.

Avanza la cantidad de inversión, construcción, pero es muy poca siempre, se necesita el respaldo del gran mercado mundial que es el que puede arrastrarnos, marcando las pautas del buen desarrollo y el respeto a todo lo que haya que respetar, como el ambiente y el ser humano, pero necesitamos sumar a la circunstancia momentánea de un Estado que tiene más dinero, el desarrollo de las cosas que tenemos y este es un ejemplo extraordinario.

Los felicito a todos, a los trabajadores, a los comuneros, a los promotores, a los dirigentes, a los gobernantes, a los que han puesto cada uno desde diferente ángulo su fuerza para que esto se haga realidad. Y de verdad, este es un día histórico para el Perú.

Quiero al terminar que permitan hacer un pequeño salto hacia un tema que no es exactamente este.

Por el percance momentáneo estoy impedido de llegar a tiempo hasta Sullana adonde debíamos ir partiendo de aquí para entregar al pueblo de Sullana algo inmaterial, que no es una planta formidable como esta ni un puerto enorme, es el derecho a tener su Universidad de Frontera por la que largo tiempo ha peleado un viejo parlamentario Carrasco Távara, y entonces imposibilitado de llegar a tiempo al municipio de Sullana donde se me está esperando, quisiera que ustedes me permitan porque estamos en trasmisión directa a través de Canal 7, decirles que con toda satisfacción y en cumplimiento de una vieja promesa, sobre las bases de lo que es hoy las facultades de la Universidad de Piura se construye desde hoy la Universidad Nacional de la Frontera en Sullana, en beneficio a carreras que tienen que ver con el desarrollo económico y de la agricultura.

Y lo que sí les pido es que incluyan un curso que se llame fertilizantes y fosfatos por el desarrollo de la agricultura.
Doy por promulgada y firmada la Ley que crea la Universidad Nacional de Fronteras de Sullana.

Muchas gracias
FOTOGRAFIAS:2009 Despacho Presidencial

Comentar este post

Archivos

¡Somos sociales!

Ultimos Posts